Alianza para la Conservación y el Desarrollo

La Alianza para la Conservación y el Desarrollo (ACD) fue creada en mayo del año 2002 por un grupo de científicos y activistas de panameños preocupados por la gestión de conocimientos para fines de conservación y la promoción de modelos de desarrollo alternativo que beneficiaría principalmente a las comunidades vulnerables del país.  En la actualidad, la Organización cuenta con un historial de proyectos en la Cuenca del Lago Bayano, la Isla de Coiba y en la región de Bocas del Toro.

Adicionalmente, ACD ha participado como interlocutor en numerosos procesos de formulación de políticas públicas, tales como consultas ante la Asamblea Nacional, cabildeo ante la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), y reuniones de trabajo con diversas entidades multilaterales, tales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.  Estas tareas de incidencia ambiental se complementan con un esfuerzo destacado de justicia ambiental que ha incluido demandas y denuncias de tribunales nacionales e internacionales donde ACD ha demostrado un creciente liderazgo como interlocutor de intereses de comunidades vulnerables sujetas a impactos socio ambiental de gran escala.

Misión

PROMOVER LA CONSERVACIÓN Y EL DESARROLLO ALTERNATIVO A TRAVÉS DE LA DEFENSA Y EMPODERAMIENTO DE LA SOCIEDAD PANAMEÑA PARA HACERLA MÁS JUSTA Y AMBIENTALMENTE RESPONSABLE”

Visión

“SER LÍDERES EN LA DEFENSA Y PROMOCIÓN DE LA JUSTICIA Y EL DESARROLLO ALTERNATIVO COMO INSTRUMENTOS PARA CREAR UNA SOCIEDAD INCLUYENTE, JUSTA Y AMBIENTALMENTE SOSTENIBLE PARA EL BIEN COMÚN DE PANAMÁ”

Nuestra Filosofía:
ACD desarrolla sus objetivos a través de la investigación científica y participativa, generando modelos de desarrollo alternativos y amigables con el ambiente. Asimismo, ACD desarrolla campañas de activismo ambiental tendientes a la protección de recursos naturales, con particular énfasis en las áreas indígenas y campesinas. Finalmente, se trabaja en el desarrollo del componente de fortalecimiento institucional de las organizaciones locales de base, con énfasis en la participación, en la toma de decisiones sobre temas como el desarrollo comunitario, educación ambiental, proyectos de infraestructura y gestión ambiental.